• Image

«Turn on, tune in, drop out», con Fernando Sánchez Dragó

«Prodigioso éxito de los Terceros Encuentros Eleusinos. Nadie, empezando por mí, esperaba tanto. Me refiero a lo cualitativo y a lo cuantitativo.

Arranco por lo segundo: casi cincuenta seminaristas (seminario es cualquier lugar en el que se siembre), ávidos de luz, se apiñaron en la sala donde ésta se encendía. Fue necesario bajar el telón del número clausus. No podíamos dar cabida ni atender como merecen a las personas que rompían las fronteras de esa cifra.

En cuanto a lo segundo… Consciencia y meditación: de eso teníamos que hablar y de eso hablaron el psiquiatra José Miguel Gaona (una centella proyectada hacia el futuro a lomos de los últimos adelantos de la tecnología neurológica), el escritor y sacerdote sui géneris Pablo D’Ors (¿les suena ese apellido? Pues quien ahora lo lleva no desmerece de él), el tibetólogo y sinólogo Iñaki Preciado, que venía desde Nepal con un nuevo libro bajo el brazo (Adiós, Tibet, adiós – La agonía del pueblo tibetano) y el magister Ramiro Calle, del que nada podría decir que aún no se haya dicho, que dirigió un taller de meditación, concentración y, por así decir, gimnasia yóguica. ¡Ah, y yo! Disculpen que me incluya.

Luis Eduardo Aute presentó el formidable retrato que de mí ha pintado (en él, y entre mis brazos, está Soseki; al fondo, la imponente iglesia de Castilfrío), proyectó su cortometraje de animación “El niño y el basilisco” y leyó algunos de sus poemigas en los que la palabra se torna cortocircuito de iluminación y de alta precisión.

Carmen Alguacil, maestra de taichi, impartió un curso de shiatsu. Con la punta de los dedos, sabiamente manejados, también se activa la consciencia.

encuentros eleusinosJavier Redondo Jordán y Fernando Sánchez Dragó durante la presentación del III Encuentro Eleusino en Castilfrío

Decir que la gente se fue encantada es decir poco. Todos prometieron que a partir de ahora no se perderían ninguna de las citas convocadas en la Nueva Eleusis. Alguien llegó al extremo de comentar:

-Así, en el triálogo de varias horas que mantuvisteis Gaona, Aute y tú ante nosotros, debió de nacer la filosofía en la antigua Hélade…

No voy a fingir modestia. Creo que algo hubo de eso. Todo era cercano y amistoso, sin tarimas, sin ínfulas, sin pretensiones, sin ceremonias, sin jerarquías, sin egoísmos, con sencillez y amistad, como si estuviéramos charlando alrededor del fuego.

El próximo Encuentro, si todo cuaja, porque no es fácil organizarlo, se celebrará en Les Manguiers de Kampot (Camboya) entre el 6 y el 10 de enero.

Y después, cuando la primavera asome, que en Soria, decía Machado, “tarda, / pero es tan dulce cuando llega”, otra vez en Castilfrío. Aquí, como de su castillo de Peñíscola dijo el Papa Luna, est Arca Dei.

Amén.»

encuentros eleusinos

Si esta página te ha resultado interesante, compártela pulsando alguno de los botones aquí debajo y ayúdanos a difundir los Encuentros Eleusinos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
Próximo Encuentro Eleusino:

encuentros eleusinos

Close