• Image

Programa del XVII Encuentro Eleusino en Benarés: La India

Cada vez que vuelvo a la India, y lo hago constantemente, me sucede lo mismo: respiro aliviado y me siento como me sentía en el útero de mi madre, como si hubiera regresado a la infancia y al mundo maravilloso de los años cuarenta, como si aún se pudiese jugar a la pelota en las calles del centro de Madrid.
                             Fernando Sánchez Dragó, En el alambre de Shiva, Planeta, 1997, p. 163.

Para Dragó, la India es, ante todo, «un estado de conciencia», «un sacramento de los que imprimen carácter». Supone un soplo de aire fresco, una tierra de libertad lejos de Occidente, un territorio salvaje e infinito por explorar. Inasequible a los continuos intentos de colonización cultural de Occidente, el subcontinente indio permanece embelesado en sus tradiciones seculares y en sus ritos religiosos por mucho que en núcleos urbanos como Bombay, Nueva Delhi, Bangalore, Madrás o Calcuta se dirijan operaciones económicas de ámbito mundial, se manufacture software informático de idéntico alcance y el inglés haya sustituido al hindi como primer idioma en el habla de sus habitantes. Pero esas ciudades no son la India, sino simples oasis de modernidad. Basta con alejarse de ellas para comprobar que el tiempo se detuvo en la India hace siglos. Se trata de esa sensación viva y estimulante de encontrarse extramuros del mundo occidental ―que Japón no suscita― lo que atrae una y otra vez a Dragó a la India.

La India: un país en el que la gente vive de espaldas a la política, en el que los sindicatos no tienen presencia alguna, en el que la izquierda ha dejado de existir (o, mejor aún, no ha existido nunca), en el que la televisión no encandila a nadie, en el que el American way of life produce arcadas, en el que se respeta la naturaleza, en el que no se utilizan ordenadores, en el que la escolaridad no es obligatoria, en el que los niños juegan en la calle, en el que los gobernantes tienen autoridad moral y no sólo electoral, en el que no se lava el cerebro a los ciudadanos, en el que no existen productos manufacturados ni multinacionales ni grandes almacenes, en el que no se pagan impuestos, en el que las carreteras son malas, en el que se desconfía del crecimiento económico, en el que los locales públicos no ponen música, en el que los templos están llenos a rebosar, en el que los usos y costumbres son más importantes que las leyes, en el que se respeta a rajatabla la declaración de deberes humanos.

Como dijera Einstein a propósito del universo, la India es una realidad finita, aunque ilimitada. «Y, además, sinérgica: la suma de sus partes no coincide con el todo. Se queda corta. De ahí que la única forma de empezar a abarcarla con objeto de llegar, algún remoto día, a conocerla estribe en pateársela. [...] No puedo presumir de muchas cosas, pero sí de amar y conocer la India.»

encuentros eleusinos
Las abluciones matutinas en los ghats de Benarés

Dragó llegó por primera vez a la India en 1967. Apenas estuvo un día en Benarés, su capital espiritual, pero esa noche no pudo conciliar el sueño. Algo bullía en su interior que le empujaba hacia las orillas del Ganges. Dejó a Caterina, futura madre de su hija Ayanta, durmiendo y se encaminó hacia la ribera. Llegó a las cinco de la mañana al río, cuando el sol se levantaba en la margen opuesta, se sentó sobre las escalinatas que se hundían en las aguas del Ganges mientras el día despuntaba en el horizonte y lo que allí contempló cambió su vida para siempre. «Sufrí una caída del caballo, un proceso de conversión religiosa, del cual me resulta difícil hablar, porque estas cosas no se pueden explicar, son absolutamente inefables, y la verdad es que, cuando acudí al aeropuerto a encontrarme con Caterina, llegó allí un Fernando completamente diferente al Fernando pragmático, positivista, racionalista, intelectual a la manera occidental que había bajado esa mañana al río.»

Desde entonces, Dragó ha vuelto en infinidad de ocasiones y siempre le ha sorprendido y aliviado llegar a la evidencia de que prácticamente todo (menos el furor urbano de Delhi, Bombay, Bangalore, Madrás y Calcuta) sigue siendo tal cual era en aquel primer viaje. La cultura india es, a su juicio, la más fascinante de la tierra. «Antigüedad, alteridad, inalterabilidad: eso es ―con muchos ropajes, con muchos plumajes― lo que la India, filosóficamente, va a brindarte.»

El viaje a la India no es un simple viaje, sino el único viaje no turístico que, strictu sensu, cabe acometer en nuestros días. «Y lo es ―el único, el último viaje cabal y total posible en esta época― porque sólo en la India te toparás, lector, con una forma de pensar y de vivir radicalmente distinta, por una parte, a la nuestra [...] e idéntica, por otra, a sí misma, a lo que siempre ha sido, a lo que ya era en la noche de los tiempos y a lo que, seguramente, será ―seguirá siendo― cuando suenen las trompetas del Apocalipsis.»

encuentros eleusinos
Las piras del Manikarnika Ghat no descansan nunca

Pese a los falsos santurrones, los timadores con hábito, los mercaderes de la Nueva Era, la excesiva parafernalia religiosa y la superchería ritual que rodea sus centros místicos, en la India se halla «el más alto ejemplo de espiritualidad que hoy existe en el mundo». Visitarla significa entrar en contacto con una corriente espiritual difícilmente desdeñable, con una extraña sensación de plenitud, de esa paz que uno alcanza cuando rompe los cabos que lo sujetan al mundo. «La odiarás o la amarás [...], pero ―sea como fuere― nunca olvidarás lo que allí has visto y volverás cambiado. La India, más que un país, un paisaje y un paisanaje, siendo a la vez todo eso, es una revelación, una iluminación, una herramienta de transformación, un estado de conciencia».

Como en otras ocasiones en las que se han producido catástrofes o atentados terroristas en enclaves exóticos como Egipto o Indochina, Dragó, siempre navegando contracorriente, hace las maletas y se presenta en la India para desenmascarar a los periodistas que disfrazan los teletipos, ávidos de titulares morbosos y desorbitados. No sólo se miente por comisión, sino también por omisión, y sobre el terreno los desastres que muestran las portadas de los periódicos parecen, la mayoría de las veces, mera fantasía. Aparte de ser amante de la vita pericolosa, Dragó prefiere estas situaciones de crisis para viajar a tales destinos en tanto que disuaden temporalmente al turismo. Sin embargo, continúa dando cuenta de ello en sus artículos en lugar de callárselo, y al final siempre acaba por invitar a los turistas al país de marras, contradiciendo su vocación de viajero solitario en favor de los nativos que sobreviven gracias a los bolsillos de los turistas.

encuentros eleusinos
La ofrenda nocturna al Ganges (Ganga Aarti)

A veces sueña ―de la misma forma que le sucede con Japón― con que «algún día volveremos a la India, que es donde yo estoy bien, y no regresaremos nunca». Tal vez recuerda aquella encrucijada de su vida cuando durante la silenciosa primavera romana de 1970 se disponía a volver definitivamente a la India para vivir allí y rendir el alma a orillas del Ganges hasta el final de sus días y se le cruzó el pálpito de redactar la ya célebre carta al ministro de Justicia español para pedir el indulto que le permitiera terminar su exilio. Luego llegó la España Mágica, que absorbió más de un lustro de su vida, y la India quedó arrumbada en el rincón de los viajes ocasionales de ida y vuelta.

Ahora, 50 años desde aquel amanecer fundamental a las orillas del Ganges, Dragó regresará a Benarés en las vísperas del año nuevo de 2017. Lo hará, entre otros, junto a Fernando Díez, filósofo, orientalista, escritor y concertista de sitar; y Álvaro Enterría, escritor, editor y residente en Benarés desde hace casi 30 años; Anna Grau, periodista y escritora; Begoña de Guezala, experta en música clásica india; y Cristina Iglesias, cicerone de Benarés y directora de la ONG Swawalambi.

encuentros eleusinos
El Hotel Alka visto desde el Ganges

 

Programa del XVII Encuentro Eleusino en Benarés: “La India. ¿Un estado de conciencia?”.
Del 29 de diciembre de 2016 al 2 de enero de 2017

Todos los horarios son aproximados, provisionales y sujetos a las condiciones meteorológicas

Jueves 29:
A partir de las 12:00h.: Entrada al Hotel Alka.
20:30h.: Cena de bienvenida al XVII Encuentro Eleusino en Benarés.

Viernes 30:
08:30h.: Desayuno.
10:00h.: Presentación del XVII Encuentro Eleusino en Benarés.
10:15h.: «El corazón del camino», con Anna Grau.
12:00h.: «Kashi, capital del hinduismo», con Álvaro Enterría.
14:00h.: Comida.
15:30h.: «Varanasi en el día a día», con Cristina Iglesias.
17:30h.: Tiempo libre.
20:30h.: Cena.

Sábado 31:
08:30h.: Desayuno.
10:00h.: Meditación, con Fernando Díez.
10:30h.: «Benarés y yo», con Fernando Díez.
13:00h.: Comida.
14:30h.: Visita guiada por los ghats, con Cristina Iglesias (3 horas a pie aprox.)
17:30h.: Barco al atardecer por el Ganges.
20:00h.: Cena y fiesta de Nochevieja en el Hotel Alka, con música y bailes tradicionales.

Domingo 1:
08:30h.: Desayuno.
10:00h.: «Nād y la Música Clásica India», con Begoña de Guezala.
11:30h.: «Un mundo perdido», con Fernando Sánchez Dragó.
13:30h.: Comida.
15:30h.: Visita guiada a los templos de BHU, Durga y Madre India, con Cristina Iglesias (3 horas aprox. con desplazamientos).
20:30h.: Cena.

Lunes 2:
08:30h.: Desayuno.
10:00h.: Clausura del XVII Encuentro Eleusino en Benarés, con Fernando Sánchez Dragó.
11:00h.: Despedida y abandono del hotel.

* La comida del día 2 no está incluida.

encuentros eleusinos
La terraza del Hotel Alka

 

PRECIOS DE LAS MATRÍCULAS:
    – Habitación individual:
            · Estándar con aire acondicionado (Hotel Alka): 625 €.
            · Sin baño privado (Hotel Alka): 500 €.
            · Estándar con baño privado (Guest House): 575 €.
    – Habitación doble o de matrimonio:
            · Estándar con aire acondicionado (Hotel Alka): 575 € /persona.
            · Sin baño privado (Hotel Alka): 450 € /persona.
            · Estándar con baño privado (Guest House): 525 € /persona.

El XVII Encuentro Eleusino tendrá lugar en el Hotel Alka, uno de los mejores hoteles del casco antiguo de Benarés, a la orilla del Ganges, con salida a los ghats. Dado que las plazas en el hotel son limitadas, ofrecemos también alojamiento en una Guest House cercana gestionada también por el personal del Hotel Alka. En las tarifas se incluye el precio del curso con alojamiento y pensión completa incluidos. Estos precios no incluyen el vuelo a la India ni el traslado a Benarés. Cada asistente al curso deberá gestionarse su propio itinerario hasta la ciudad, aunque, evidentemente, desde la organización podemos aconsejar cómo hacerlo. Lo ideal sería que este Encuentro Eleusino formara parte de un viaje más largo, un alto en el camino propio de cada viajero.

encuentros eleusinos
Un habitación Estándar del Hotel Alka

A partir del 1 de diciembre, Air India inaugurará un vuelo directo entre Madrid y Nueva Delhi a precios muy económicos los martes, jueves y sábados (tanto a la ida como a la vuelta) con salida a las 21:50h. desde Madrid y a las 14:25h. desde Nueva Delhi. Otras compañías ofrecen vuelos a la India, pero requieren trasbordo y pueden ser más caros. Para viajar a Benarés desde Nueva Delhi (800 km. de distancia) puede hacerse en avión, tren o por carretera (mediante autobús o coche con conductor). El avión es el medio no sólo más rápido, sino también el más fiable. Si no se dispone de margen suficiente, es mejor renunciar al tren, ya que los retrasos ferroviarios pueden durar horas.

Pueden consultarse horarios y precios de vuelos en la web airindia.es y en el comparador de vuelos edreams.es.

En caso de preferir organizar con una agencia de viajes el trayecto a Benarés o un itinerario más largo por la India, desde la organización recomendamos la agencia Sangha Services, a cargo de Cristina Iglesias, que será ponente y guía de Benarés en el XVII Encuentro Eleusino en Benarés. La agencia de Cristina tiene su base en Benarés y cuenta con todos sus servicios en español.

Recomendamos a los asistentes al Encuentro hacerse un seguro de viaje. Cualquier compañía aseguradora lo expedirá a un precio asequible. En todo caso, la organización de los Encuentros Eleusinos no se hace responsable de ningún perjuicio, reclamación, daño o pérdida durante la estancia en el curso, así como tampoco se hace responsable de los accidentes o daños que puedan recibir o producir los participantes.

encuentros eleusinos
Vistas del Ganges desde la terraza del Hotel Alka

PONENTES

encuentros eleusinos

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ

Licenciado en Filología Románica y Lenguas Modernas y doctor en Letras, ha ejercido la docencia universitaria en España y fuera de nuestro país. Colaboró con la NHK japonesa y la RAI italiana, y, desde que en 1977 comenzara su andadura televisiva con el espacio literario «Encuentros con las letras», ha dirigido y presentado programas de televisión. «Libros con uasabi», en La 2 de TVE, es su última aventura televisiva. Fundador y director del suplemento literario «Disidencias» de «Diario 16», hoy día es contertulio en programas de radio y televisión y columnista en los diarios «El Mundo» y «La Razón». Como escritor, ha cultivado el ensayo y la novela. Entre sus obras destacan «Gárgoris y Habidis – Una historia mágica de España» (1978), «Las fuentes del Nilo» (1986), «El camino del corazón» (finalista del Premio Planeta de 1990), «La prueba del laberinto» (Premio Planeta 1992), «La del alba sería» (1996), «Historia mágica del Camino de Santiago» (1999), «Carta de Jesús al Papa» (2000), «Y si habla mal de España… es español» (2008), «Soseki – Inmortal y tigre» (2009) y «Esos días azules. Memorias de un niño raro» (2011). Ha recibido galardones como el Nacional de Ensayo, el Ondas, el Nacional de Fomento a la Lectura, el Premio Espiritualidad Martínez Roca con «El sendero de la mano izquierda» y el Fernando Lara, con «Muertes paralelas». Su último libro publicado es «Shangri-La: el elixir de la eterna juventud». www.sanchezdrago.com

————————————–

encuentros eleusinos

FERNANDO DÍEZ

Filósofo, orientalista, escritor, concertista de sitar, conferenciante, imparte cursos sobre orientalismo, filosofía y desarrollo personal, clases de sitar y consultas de apoyo psicológico mediante la filosofía y la interpretación de las manos. Vivió 12 años en la India dedicado a la música, la ascética y la filosofía, que avalan sus conocimientos sobre mística, teórica y experimental. Su campo de investigación se centra en las interconexiones entre la mística perenne, la filosofía oriental, la occidental y la Nueva Física, todo ello orientado a la transformación personal y la conducta, o filosofía sapiencial. Viajero infatigable de varios continentes, presume de los 5 largos viajes que hizo a la India por tierra y en solitario en los 70. Es autor de «El legado de la India» y «Física para místicos, mística para físicos». Su último libro hasta la fecha es «Ciencia y consciencia. El paradigma cuántico y la búsqueda espiritual» (Kairós).

————————————–

encuentros eleusinos

ÁLVARO ENTERRÍA

Nacido en Madrid en 1953, Álvaro Enterría visitó la India por primera vez en 1981. Posteriormente, fue a Varanasi en 1989 para seguir estudiando hindi y reside en esa ciudad desde entonces. Desde 1994, es socio de la librería y editorial Indica Books, que publica libros en español sobre temas de la India en coedición con Olañeta, editor. Indica Books publica regularmente libros en inglés, sánscrito y hindi para el mercado indio sobre diversos aspectos de la cultura clásica de la India (filosofía, religión, música, etc.), así como sobre la ciudad de Benarés. Álvaro Enterría es autor de La India por dentro: Una guía cultural para el viajero (2006, José J. de Olañeta), ya por su 11ª edición, que trata de casi todos los aspectos de la cultura índica y ha sido muy bien acogido por los españoles que viajan a la India. Además, es editor y traductor de las antologías La aldea y la ciudad: Antología de relatos breves de la literatura moderna de la India (2007, José J. de Olañeta) y Benarés: La ciudad imaginaria (2012, José J. de Olañeta). También ha traducido del hindi varios cuentos de Premchand (1880-1936), un conocido escritor considerado como el padre de la literatura moderna en hindi, editados en el libro Premchand: Antología de cuentos (2002).

————————————–

encuentros eleusinos

ANNA GRAU

Periodista y escritora, Anna Grau ha sido corresponsal de ABC en Nueva York y corresponsal y comentarista política de los principales medios de comunicación catalanes, además de tertuliana en RTVE, laSexta, 13TV, Telemadrid, Castilla-La Mancha TV, etc. En la actualidad es columnista de El Español y presentadora del programa de divulgación literaria «Libros con uasabi» en La 2 de TVE. Es autora de los ensayos de investigación De cómo la CIA eliminó a Carrero Blanco y nos metió en Irak (Destino, 2011) y ¿Los españoles son de Marte y los catalanes de Venus? (Península, 2015), y de tres novelas en catalán. Actualmente prepara su primera obra de ficción en español.

————————————–

encuentros eleusinos

BEGOÑA DE GUEZALA

Experta en música clásica india, Begoña de Guezala se ha especializado en la rama de vocal bajo la dirección de pandit Devashish Dey desde 2008. Ha actuado en Benarés, tanto en grupo (Shilpayan Gurukul en diversas fechas) como conciertos individuales (51वां जन्मोत्सव en abril 2015, Ashotosh Bhattacharya Memorial en marzo 2016 y Subah-e-Banaras en abril 2016). Actualmente, y a petición de Guru ji, prepara un libro sobre la música clásica india.

 

————————————–

encuentros eleusinos

CRISTINA IGLESIAS

Diplomada en Trabajo Social por la Universidad Complutense de Madrid, Cristina Iglesias ha vivido en Estado Unidos, Africa, Grecia, España y en India. Desde los 9 años se sintió atraída por la India, y una hubo pisado suelo indio, tuvo claro que era donde quería estar. Desde entonces vivimos en esta ciudad de la que aprendo cada día y a la que adoro. En los últimos años se ha dedicado especialmente al trabajo social tanto en España como en India: en España trabajó 5 años con personas con enfermedad mental y en la India 3 años en una ONG como asistente de dirección y coordinadora del proyecto de educación. Desde mayo de 2015 dirige su propia ONG, dedicada a dar apoyo a familias de Varanasi a través de una especie de microcréditos para que puedan llegar a ser autosuficientes. El nombre de la ONG es Swawalambi. De manera paralela colabora desde agosto de 2015 con una agencia de viajes local, Sangha Services, organizando viajes a la India y haciendo de guía local por la ciudad. También trabaja en el colegio de su hija Ananda dando clases de español a tiempo parcial.

 

 

 

 
Más información en breve.

encuentros eleusinos
Un sadhu (asceta hindú) en Benarés

Si esta página te ha resultado interesante, compártela pulsando alguno de los botones aquí debajo y ayúdanos a difundir los Encuentros Eleusinos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
Próximo Encuentro Eleusino:

encuentros eleusinos

Close