• Image

Programa del IV Encuentro Eleusino en Camboya

Navidades con Dragó en el paraíso.

La idea surgió espontáneamente durante la inauguración del I Encuentro Eleusino en Castilfrío. Fernando Sánchez Dragó, insoslayable figura impulsora de los Encuentros Eleusinos en Castilfrío, pasa gran parte del año fuera de España, ya sea viajando por lejanas tierras o estableciendo su residencia en Camboya, como es su intención. A esa circunstancia se añade el hecho de que el invierno en Castilfrío cumple con la fama de los inviernos sorianos. El nombre de Castilfrío no es baladí. Así las cosas, la celebración de próximos Encuentros Eleusinos en Castilfrío deberán salvar esos dos obstáculos: los viajes de Dragó y el invierno castilfriense.

¿Y por qué no llevar los Encuentros Eleusinos allá donde Dragó se encuentre? ¡Eliminemos las barreras, ampliemos el horizonte de miras! ¡Hagamos unos Encuentros Eleusinos en Camboya!

manguiers kampot camboya

Durante el I Encuentro Eleusino, Dragó ya comentó que acariciaba la idea de celebrar esos «Encuentros Eleusinos en Camboya» en Les Manguiers, su paraíso particular en el estuario de Kampot. Un lugar virgen y edénico del que ya habló en su blog (y que reproducimos a continuación). ¿Y qué mejor momento para hacerlo que en las vacaciones de Navidad?

El concepto fundamental sería alojar a los alumnos en los hoteles de Les Manguiers y Villa Vedici durante unos días, transcurridos entre el 5 y el 10 de enero de 2014. En ese período, tendrían lugar las conferencias y actividades consustanciales a los Encuentros Eleusinos, que por suceder en semejante escenario versarían sobre el Viaje. Contaremos con Frank Cuesta, herpetólogo y documentalista; José María Poveda, psiquiatra y viajero; David Jiménez; periodista y corresponsal de El Mundo en Extremo Oriente; Francisco López-Seivane, escritor, viajero y orientalista; Salvador Fernández, propietario de la agencia Camboya Increíble; y, por supuesto, Fernando Sánchez Dragó.

Dados los requisitos de semejante proyecto, sólo podría materializarse si suscitara el interés de los alumnos. Es decir, sólo se hará bajo demanda suficiente como para que sea viable económicamente. Las matrículas, a partir de 500 €, ya pueden pagarse. El vuelo va aparte y cada alumno matriculado deberá gestionarselo por sí mismo. Se harán descuentos a familias con hijos. Además, si existe quórum suficiente, se programarán visitas a los principales destinos culturales camboyanos, como Battambang, Siem Reap y la antigua ciudad sagrada de Angkor, a lo largo de un itinerario que abarcará desde el 30 de diciembre hasta el 5 de enero. Este itinerario es independiente del Encuentro Eleusino en sí. Los alumnos matriculados tendrán la posibilidad de viajar por el país sin ceñirse a circuitos programados por los Encuentros Eleusinos. Libres os queremos.

cuarto encuentro eleusino manguiers kampot camboya

IV Encuentro Eleusino en Camboya: El viaje. Del 6 al 9 enero de 2013. 4 días, 5 noches. Desde 500 € / adulto

Presentaciones a cargo de Javier Redondo Jordán.

Lunes, 6 de enero:
    07:30h.: Desayuno.
    09:00h.: Presentación del IV Encuentro Eleusino en Camboya, con Fernando Sánchez Dragó y Javier Redondo Jordán.
    11:00h.: «Camboya, un excelente lugar para empezar de nuevo», con Salvador Fernández.
    13:30h.: Comida.
    16:00h.: «El viaje al corazón de las tinieblas», con Frank Cuesta.
    19:30h.: Paseo en barco para ver las luciérnagas en los alrededores de Les Manguiers.
    20:30h.: Cena.

Martes, 7 de enero:
    07:30h.: Desayuno.
    09:00h.: «Cíclopes, lotófagos, mujeres», con Fernando Sánchez Dragó.
    11:00h.: «El viaje interior», con Francisco López-Seivane.
    13:30h.: Comida.
    15:30h.: Paseo en barco por el río Kam Chay. Visita a la Catedral Verde.
    20:00h.: Cena.

Miércoles, 8 de enero:
    07:30h.: Desayuno.
    09:00h.: «Volver: el retorno a los lugares visitados», con David Jiménez.
    11:00h.: «El viaje chamánico o la experiencia del tiempo en los estados de trance», con José María Poveda.
    13:30h.: Comida.
    15:00h.: Masaje a cargo de especialistas locales.
    20:00h.: Cena.

Jueves, 9 de enero:
    07:30h.: Desayuno.
    09:00h.: Debate con José María Poveda, Francisco López-Seivane y David Jiménez. Modera Fernando Sánchez Dragó. Clausura del IV Encuentro Eleusino en Camboya.
    11:00h.: Visita a los alrededores de Kampot y Kep. Campos de pimienta y mercado de cangrejos.
    14:00h.: Comida en el restaurante Kimly (Kep).
    16:30h.: Tiempo libre en la playa de Kep.
    18:30h.: Regreso a Les Manguiers.
    21:00h.: Cena.

Precios de las matrículas:

Los precios incluyen pensión completa. Habrá dos zonas de hoteles donde alojarse, Les Manguiers y Villa Vedici. Esta última es más moderna y tiene habitaciones con aire acondicionado (AC). El resto sólo tienen ventiladores de techo.
    – Habitación compartida (de 2 a 4 camas): 500€ / persona.
    – Habitación doble o de matrimonio: 500€ / persona.
    – Habitación doble o de matrimonio (con AC): 550€ / persona.
    – Habitación individual: 600€.
    – Habitación individual (con AC): 650€.
    – Habitación de matrimonio con hijos: 500€ / adulto + 200 € / hijo.
    – Habitación de matrimonio con hijos (con AC): 550€ / adulto + 200 € / hijo.

————

VUELOS: 1.100 € (estimados)
Fletar un avión con todos los alumnos, ponentes y organizadores se escapa de nuestras posibilidades. Además, contrariamente a lo que pudiera pensarse, los vuelos reservados para grupos son sustancialmente más caros que los individuales, con una diferencia de varios cientos de euros. Nuestra intención es abaratar el precio final cuanto sea posible, de manera que lo mejor es que cada viajero se gestione su propio billete. En cualquier caso, si alguien prefiere que nosotros le gestionemos el billete con tal de viajar en grupo, podemos hacerlo siempre que lleguemos a un mínimo de personas interesadas. Éstas son las compañías recomendadas y los días en que vuelan:

Ida: Madrid – Phnom Penh
Qatar Airways: 20, 21, 22, 23, 24, 25, 27, 28 y 29 de diciembre.
Thai Airways: 24, 26 y 28 de diciembre.
Otras opciones más baratas: China Eastern Airlines y China Southern Airlines.

Regreso: Phnom Penh – Madrid
Qatar Airways: 9, 12, 13 y 14 de enero.
Thai Airways: 8, 10 y 13 de enero.
Otras opciones más baratas: China Eastern Airlines y China Southern Airlines.

————

ITINERARIO CAMBOYANO: 750 €. Del 30 de diciembre al 5 de enero.

30 dic.: Desplazamiento en autobús desde Pnom Pehn y estancia en Siem Reap. Visita a varios templos perdidos en la jungla. Casa de Pol Pot.
31 dic.: Siem Reap. Visita a los circuitos pequeños de Ta Keo, Ta Phrom, Banteay Kdei, Mebon Oriental y Srah Srang. Almuerzo en el restaurante local. Por la tarde, visita el templo Angkor Wat, unas de las maravillas en el mundo y el templo Pre Rup si el tiempo lo permite. Alojamiento en Siem Reap.
1 ene.: Siem Reap. Visita a los templos de Angkor Thom (La puerta Sur: Templo de Bayon, Phimeanakas, Baphoun, la Terraza del Elefante y el rey de Leper, etc.). Almuerzo en el restaurante local. Por la tarde, visita a los templos de Banteay Srei “La Ciudad de las mujeres” y Banteay Samre. Alojamiento en Siem Reap.
2 ene.: Excursión en barca por lago Tonle Sap y el pueblo flotante. Almuerzo. Desplazamiento a Battambang en lancha por la red fluvial. manguiers kampot camboyaAlojamiento en Battambang.
3 ene.: Battambang.
4 ene.: Battambang. Visita a la Fundación de Kike Figaredo.
5 ene.: Desplazamiento a Les Manguiers (Kampot).
6 ene. – 9 ene.: IV Encuentro Eleusino en Les Manguiers.
10 ene.: Traslado a Phnom Penh. Salida hacia Madrid.

*Comidas y cenas no incluidas durante el itinerario.

————

Sólo vosotros podéis hacerlo posible. Si estáis interesados en participar en los Encuentros Eleusinos en Camboya, escribid al correo de la organización: eleusis@sanchezdrago.com

 

«El mundo antes de la Caída», de Fernando Sánchez Dragó

Son las seis y media de la mañana. Amanece. Estoy en la plataforma de un palafito plantado en la rive gauche (o en la droite, si se da la espalda al mar) del estuario de Kampot, en Camboya. La naturaleza es aquí puro esplendor. Las palmeras y las frondas de los árboles de la orilla opuesta se tiñen poco a poco de verde intenso, pero aún, a esta hora, son doradas. Ningún edificio rompe la línea del paisaje. El silencio es absoluto, interrumpido sólo, de cuando en cuando, por el tableteo del motor de una barcaza que sube, lenta, hacia el lugar donde el agua del océano se vuelve dulce, ya en el borde de la jungla, o desciende, más veloz, hacia el golfo de Tailandia.

manguiers kampot birmania

Frente a mí, recién servido, el desayuno: pan francés, macedonia, zumo de manzana, miel sin refinar, mantequilla de cacahuete y de vaca, una loncha de queso, un platito de chocolate líquido, tres mermeladas caseras (nunca las tomé mejores), un pocillo de té… Añado, ya por mi cuenta, sal grillé de Kampot y de grano grueso, muy grueso, mezclada con citronelle, y un botellín de aceite virgen de 1881, traído de España. Siempre viajo con él.

No estoy en el paraíso, pero casi, casi… Me acoge el mejor hotel del mundo: Les Manguiers.

Exagero sólo en lo de hotel, porque es, en puridad, una guest house. Pero yo le pondría mil estrellas.

¿El mejor del mundo? A mí me lo parece.

manguiers kampot birmania

No me tengan envidia: está al alcance de cualquiera. Es humilde, sencillo, extremadamente barato. Una treintena de bungalows de madera, cañizo y bálago encaramados sobre pilotes y desperdigados, cada uno a su aire, por tres hectáreas -calculo- de césped, senderos y bosque tropical. Habitaciones espaciosas y provistas de terraza, grandes ventanas, mosquiteras (aunque en esta época del año apenas hay mosquitos), muebles de mimbre y de ratán, ventiladores, un cuarto de baño minúsculo… Todo sencillo, todo natural, todo elemental, todo virginal.

No hay aire acondicionado, no hay agua caliente, no hay minibares, no hay música de fondo y no hay televisión, excepto en el gran cobertizo donde se come, se bebe, se charla, se cocina, se trabaja, se lee, se sueña, se juega… Pero nadie la pone. La televisión, digo. Nunca la he visto encendida, y son ya muchas las veces que me he alojado aquí.

Lo descubrí gracias a mi viejo amigo José María Poveda, psiquiatra y profesor de la Autónoma, que durante dos meses al año imparte cursos en Pnom Penh. Tiene, para los hoteles, ojo de lince. Yo, en cambio, lo tengo para los restaurantes. Váyase lo uno por lo otro. Nos suministramos recíproca información.

manguiers kampot birmania

Wi-fi, sorprendentemente, sí que hay, veloz, certera y gratuita. La necesito para enviar mis artículos, saber (poco) de mi gente y leer (por encima, con desapego budista y ataraxia estoica) este periódico. Sólo para eso.

El ritmo de la vida es lento, suave, sin sobresaltos… Las horas son de cien minutos. Hay tiempo para todo. A las siete empiezo a escribir, a la una leo y me adormilo, a las tres reanudo la tarea, a las cinco salgo a pasear, a hacer ejercicio, a contemplar el crepúsculo (vuelve el oro a la otra orilla del estuario) y un par de veces a la semana bajo en bote a Kampot, me doy por seis o siete dólares un buen masaje, tomo un zumo o una copa frente al mar y vuelvo en tuk tuk por un camino de cabras, lleno de baches, de tumbos y de sorpresas, a Les Manguiers.

Y es como volver a casa.

manguiers kampot birmania

Conejos, patos, gallinas, perros, pájaros, niños, una mesa de ping pong, una red de balón volea, tres columpios, media docena de lanchas neumáticas, un tropel de mujeres jóvenes, discretas, simpáticas, hacendosas, que lo hacen todo, y todo lo hacen bien…

Gatos, no. ¡Lástima! Por eso dije que esto es casi, sólo casi, el paraíso.

El dueño es francés. Está casado con una camboyana. Vive en Pnom Penh, pero pasa aquí, con su mujer y con sus hijos, todos los fines de semana. Es persona muy agradable. Hemos hecho amistad.

Le envío gente, le traigo gente. Mañana llegan Luis Racionero y su hijo Alex. He metido ya un par de botellas de Mumm y otras dos de vino de Alsacia en la nevera comunal. El sábado cenaremos cangrejos y calamares con pimienta en rama -la de Kampot no tiene igual. Se come fresca, a bocados, como si fuese lechuga- en el Kimli (sublime) de Kep, a veinticinco kilómetros de aquí, con otro amigo, Joaquín Campos, cocinero y escritor (no sé si por ese orden o al revés), que se ha establecido en ese lugar de ensueño para poner un restaurante. Lean, en La Opinión de Málaga, su blog Chinitis, que no tiene desperdicio. A ver cuándo se decide Baeta a darle voz sin voto, e incluso sin sueldo, en elmundo.es. Se lo pido, se lo pido, y nada. Él se lo pierde, y ustedes también.

manguiers kampot birmania
A menos de 100 metros del Kimli. Fotografía de Sergio Díaz

A eso de las ocho me voy a la cama, leo, a las diez me duermo, a las cinco me despierto, remoloneo hasta las seis y vuelta a empezar.

Amanece. Estoy en la plataforma de un palafito. La naturaleza es puro esplendor.

Ora et labora.

Así los monjes, así los bonzos, así yo, en la ancianidad…

Otro día les contaré lo que ocurre con las luciérnagas las noches de luna nueva.

¿España? ¿Europa? ¿Cataluña? ¿Catalunya? ¡Qué lejano suena eso!

-¿Y por cuánto le sale la broma, amigo Dragó?

-Ahora sí que me va a tener envidia… Veinticinco dólares diarios, pensión completa.

Y por cierto: se come muy bien.

Aún quedan en el mundo lugares como éste, no creados por Yavé ni destruidos por el progreso.

Que no se entere Lucifer.

Publicado en Dragolandia, elmundo.es, 18 enero 2013

Si esta página te ha resultado interesante, compártela pulsando alguno de los botones aquí debajo y ayúdanos a difundir los Encuentros Eleusinos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
Próximo Encuentro Eleusino:

encuentros eleusinos

Close