• Image

«Arte y consciencia», con Luis Eduardo Aute y Fernando Sánchez Dragó

Nacido en Manila (Islas Filipinas, 1943), Luis Eduardo Aute vive en Madrid desde 1954. Pintor de temprana vocación, expone por primera vez en esta ciudad en 1960. Ha participado en ferias de arte internacionales como la Biennale de París y Les Arts en Europe (1965) y la Nona Bienal de São Paulo (1967). Tras escribir canciones para otros intérpretes, en 1966 graba sus propias composiciones. Hasta hoy su discografía consta de una treintena de discos. Por el álbum en directo Entre amigos le conceden en 1983 el Premio Nacional del Disco en España.

encuentros eleusinosFernando Sánchez Dragó y Luis Eduardo Aute en el III Encuentro Eleusino en Castilfrío

Siempre interesado por el cine, en 1970 empieza a dirigir cortometrajes. Entre 1996 y 2001 dibuja, realiza, anima y compone la banda sonora (junto a otros compositores) de su primer largometraje: Un perro llamado Dolor, que es seleccionado para el Festival de San Sebastián y finalista de los premios Goya del 2001. Ha participado en diversos festivales de cine de todo el mundo, entre ellos el Festival de Cine Independiente de Tribeca, Nueva York.

Tiene publicados tres libros de poemas: La matemática del espejo (Hiperión), La liturgia del desorden (Hiperión) y Templo de carne (BMG), todos ellos reunidos en Volver al agua (SIAL). También ha publicado tres libros de poemigas: animaLuno (El Europeo), animaLdos (Plaza y Janés) y animaL3D, que componen la colección animaLhada (Siruela). En 2001 le conceden el premio Luigi Tenco, en Italia, a toda su obra como compositor e intérprete de canciones. Entre 2004 y 2006 realiza una exposición retrospectiva de cincuenta años de pintura en diversas ciudades españolas.

encuentros eleusinosFernando Sánchez Dragó y Luis Eduardo Aute descubren el retrato a Dragó

En el III Encuentro Eleusino se proyectó el cortometraje El niño y el basilisco (2012), de Luis Eduardo Aute, y se presentó el retrato que el pintor y cantautor ha realizado a Dragó. En su intervención, Aute profundizó en la identidad y la consciencia desde el prisma del artista. Finalmente, leyó algunos de sus poemigas.

encuentros eleusinosTras descubrir el cuadro, Dragó y Aute se fundieron en un abrazo

Si esta página te ha resultado interesante, compártela pulsando alguno de los botones aquí debajo y ayúdanos a difundir los Encuentros Eleusinos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
Próximo Encuentro Eleusino:

encuentros eleusinos

Close