• Image

La cercanía de los maestros

Cuando concebimos el nombre de Encuentros Eleusinos lo hicimos con la voluntad no sólo de recuperar el espíritu del antiguo santuario iniciático de Eleusis, sino también de dotar a la palabra «encuentros» de un sentido amplio y polisémico. Por una parte, estos cursos procuran abrir una grieta en nuestra rutina que en última instancia nos conduzca a «encontrarnos» a nosotros mismos, o al menos nos ponga en la senda del conocimiento; por otro lado, se trata de «encontrar» a otros buscadores que compartan nuestras mismas inquietudes por lo misterioso y que en un momento dado pueden convertirse en aliados en el camino del corazón; finalmente, los Encuentros Eleusinos fomentan el «encuentro» entre alumnos y ponentes, eliminando las barreras docentes y las tarimas, creando un ambiente de intimidad, amistad y sabiduría. Es eso lo que nos distingue.

Frank de la jungla no sólo nos guió a través de la selva, sino que descubrimos en él a un ponente apasionado, lleno de sabiduría; Francisco López-Seivane nos llevó a meditar a un palafito sobre el río al amanecer; David Jiménez casi se nos cae del cartel por los disturbios en Phnom Penh y en Bangkok; José María Poveda hizo terapia con bolas de fuego en la oscuridad de Kampot; y Dragó, artífice de los Encuentros Eleusinos, ejerció de perfecto anfitrión durante los 5 días que duraron los cursos. Hubo desmayos, bajadas de tensión, ebriedades y hasta un conato de naufragio. Pero sobre todo hubo comunión entre todos los asistentes, ya fueran ponentes, seminaristas u organizadores.

encuentros eleusinos en camboya
Dragó, Javier, Mari Carmen y Frank de la Jungla asisten divertidos a las ocurrencias de Jesús

 

encuentros eleusinos en camboya
Los comentarios de alrededor captan la atención de Dragó, que se dirige a Emi, Pablo, Violeta y Juan, en la otra mesa

 

encuentros eleusinos en camboya
Rafael, Silvia, Mari Carmen y Pablo comparten mesa con Dragó, López-Seivane, David Jiménez y José María Poveda

 

encuentros eleusinos en camboya
En el restaurante Kimly, en Kep, Eneko, Javier, Dragó, David Jiménez, Manolo y Jesús escuchan a Javier

 

encuentros eleusinos en camboya
Dragó se ríe junto a Javier acodado en la veranda del restaurante Kimly

 

encuentros eleusinos en camboya
Rafael intenta convencer a Dragó, David Jiménez, Ana y Javier, pero no hay forma

 

encuentros eleusinos en camboya
De regreso a Kampot, una parada obligatoria en el restaurante Happy Dreamily Pizza

 

encuentros eleusinos en camboya
Sobraron pizzas, pero el show de Jesús nunca falta

 

encuentros eleusinos en camboya
José María Poveda y Benjamín, en Les Manguiers

 

encuentros eleusinos en camboya
En el último desayuno ya se empiezan a atisbar las caras melancólicas

Si esta página te ha resultado interesante, compártela pulsando alguno de los botones aquí debajo y ayúdanos a difundir los Encuentros Eleusinos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
Próximo Encuentro Eleusino:

encuentros eleusinos

Close